Bodegas Bilbaínas, dueña de marcas como Viña Pomal, Viña Zac o La Vicalanda

Madrid, 9 ene (EFE).- Bodegas Bilbaínas ha informado hoy de la dimisión “irrevocable” de Teresa Goñi, miembro del consejo de administración de la compañía en calidad de consejera independiente desde noviembre de 2017.

De esta forma, según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), este órgano pasa de cinco a cuatro consejeros.

Teresa Goñi es licenciada en Derecho y a lo largo de su carrera trabajó en Ernst & Young, Uria & Menéndez Abogados, Nestlé y Ercros, además de colaborar con la Universidad de Navarra.

Bodegas Bilbaínas, dueña de marcas como Viña Pomal, Viña Zac o La Vicalanda, cerró su último año fiscal -a 30 de junio de 2018- con 2,9 millones de euros de beneficio (+16,5 %) y 16,8 millones de euros de facturación (-6,6 %).

La compañía era propiedad el grupo Codorníu hasta que en octubre pasado la sociedad Bubble, controlada por el grupo Carlyle, compró el 93,9 % de sus acciones y anunció el lanzamiento de una opa sobre la totalidad de Bodegas Bilbaínas, prevista para este primer mes de 2019.

La operación incluye su futura exclusión de la bolsa y garantiza un pago de 7,18 euros por título. EFE.

Compartir

Dejar respuesta