El Banco de Inglaterra señala que, dado que el pacto consensuado por el Gobierno con Bruselas no precisa los términos de la futura relación comercial bilateral, se han asumido varios escenarios.

Un “brexit” sin acuerdo y sin periodo de transición provocaría una depreciación de la libra de hasta un 25 % y dispararía la inflación al 6,5 %, según un análisis publicado hoy por el Banco de Inglaterra.

En su informe, el banco central predice que en ese caso el producto interior bruto (PIB) nacional caería alrededor de un 8 % sobre el nivel actual de aquí a 2023, el desempleo subiría al 7,5 % y el precio de la vivienda bajaría en torno al 30 %.

La institución publicó su análisis sobre el impacto del “brexit” en la economía a petición de la Comisión del Tesoro de la Cámara de los Comunes, antes de que los diputados voten el próximo 11 de diciembre sobre el acuerdo con la Unión Europea (UE) propuesto por la primera ministra, Theresa May.

El Banco de Inglaterra señala que, dado que el pacto consensuado por el Gobierno con Bruselas no precisa los términos de la futura relación comercial bilateral, se han asumido varios escenarios.

En el caso de que el Reino Unido consiga una Asociación económica “estrecha” con la UE, el PIB aumentaría un 1,75 % en los próximos cinco años respecto a la actualidad, y se reduciría en cambio un 0,75 % si esa relación fuera “menos estrecha”, apunta la entidad.

Comparado con la situación de la economía en mayo de 2016 -antes de que en junio se celebrara el referéndum del “brexit”-, el PIB nacional se reduciría entre un 1,25 y un 3,75 %, con un aumento de la inflación más significativo en caso de una relación comercial “menos estrecha”.

El gobernador del banco, el canadiense Mark Carney, señaló que la entidad tomará “los pasos necesarios” para estabilizar la economía “cualquiera que sea la senda que toma el “brexit”” o la salida del bloque europeo, prevista para el próximo 29 de marzo.

La institución apunta a que “la reducción de la apertura” de la relación comercial entre el Reino Unido y la UE siempre tendrá el efecto de “reducir la capacidad económica del país” e impactará en la tasa de crecimiento a corto plazo.

“Las consecuencias económicas del ‘brexit’ a largo plazo dependerán de la naturaleza de las relaciones comerciales futuras del Reino Unido”, precisa el banco en su informe, que se publicó al mismo tiempo que los resultados de las pruebas de estrés a la banca y un informe periódico sobre estabilidad financiera. EFEAGRO

Dejar respuesta