Con vistas al futuro, a Rodríguez le encantaría interpretar en China uno de los grandes retos que ha afrontado durante su dilatada carrera, el personaje de Lady Macbeth verdiano, que calificó como "de los más difíciles" para las voces líricas.

Jesús Centeno // Pekín, 24 nov (EFE).- La soprano española Davinia Rodríguez regresa a Pekín como protagonista de un nuevo montaje de “Don Giovanni” -la “Ópera de las óperas” sobre el mito del Don Juan- con la que espera conectar con el lado más pasional del público chino.

“En China hay tabúes que se pueden romper porque aquí la pasión también existe”, dijo Rodríguez en una entrevista con Efe en la víspera del estreno de la obra, que tendrá lugar el próximo martes en el céntrico Gran Teatro Nacional pequinés, conocido popularmente como “El Huevo”.

El montaje, con dirección escénica del griego Yannis Kokkos y musical del chino Lü Jia, se representará cinco veces hasta el 1 de diciembre, tres de ellas con la interpretación de artistas europeos y dos con un “casting” de voces chinas.

El teatro pequinés ha decidido ofrecer al público local una versión más “atractiva, vanguardista y estética” de la ópera, adelanta Davinia, en comparación con el drama jocoso original del libreto de Lorenzao da Ponte y la música de Wolfgang Amadeus Mozart.

La voz lírica grancanaria explica que esta versión será “más refinada” y se centrará en la parte dramática frente a la comedia para que la audiencia china entienda “desde la delicadeza” el fondo y la complejidad de cada uno de los personajes.

“Para adaptarnos a su cultura y dar a entender a fondo todo lo que representa, vamos a ofrecer un ‘Don Giovanni’ menos bufo al habitual, desde una mirada más cauta”, afirma la soprano de 37 años, quien admite sentirse “en otro mundo” cuando viaja a China.

Se trata de la segunda experiencia de Davinia en Pekín y en este mismo teatro, donde a principios de este año protagonizó junto a Plácido Domingo, “Thais”, una obra que le abrió las puertas al gigante asiático y de la que guarda un recuerdo muy emotivo.

“Fue muy impresionante cómo nos acogieron, yo no me esperaba ver un público oriental tan entregado. Me emocioné muchísimo, y cuando supe que iba a volver fue como algo mágico, porque me encuentro aquí como en familia”, revela.

La soprano ha estado trabajando durante meses en esta nueva producción, en la que interpreta a Donna Elvira, “el personaje más sufrido” que ha encarnado hasta la fecha.

“Es una mujer que ha sido humillada hasta los límites por su cómplice, el Don Juan, un personaje muy difícil de interpretar por toda su carga moral”, reconoce la voz lírica española.

La ambigüedad del mujeriego protagonista, reflexiona Rodríguez, hace que algunas audiencias “lo soporten” aunque lo vean como un personaje “malévolo”, y eso hace que traerlo a China sea “tan interesante”, “por la curiosidad de saber cómo lo van a aceptar”.

A la complejidad del dualismo moral y las múltiples tramas superpuestas de “Don Giovanni” se suman los frecuentes cambios de escenario y las dificultades que eso conlleva para traerlo a países sin tradición en este arte, subraya la soprano.

“Aunque Europa está por delante en cuanto a metodología, en China tienen lo último en preparación técnica”, apunta Davinia, que también destaca el “portento vocal” de los artistas chinos, de los que asegura “están llamados a romper barreras”.

“Es cuestión de tiempo que los veamos en los teatros europeos”, afirma, al tiempo que muestra su sorpresa por el “rápido avance” de la afición por la ópera entre el público del país asiático, donde ya están actuando artistas “de primera línea”.

Con vistas al futuro, a Rodríguez le encantaría interpretar en China uno de los grandes retos que ha afrontado durante su dilatada carrera, el personaje de Lady Macbeth verdiano, que calificó como “de los más difíciles” para las voces líricas.

“Con Verdi voy a lo más profundo de la interpretación”, asegura sobre el autor que le inspiró “para luchar por el sueño que de niña anhelaba tantísimo: transmitir emociones a través de la voz”.

Davinia culminará en China una temporada llena de nuevos personajes en la que han destacado sus interpretaciones como Marguerite de Faust (en Italia), Nedda de “Pagliacci” (Omán), Thaïs de Massenet (China) y el “Réquiem” de Verdi (España). EFE

Dejar respuesta