RPNews // 22 noviembre 2018.- La familia Recaredo presenta Recaredo Tribut a Josep y Antoni Mata Casanovas, un cava con más de 20 años de crianza que rinde homenaje a los hermanos Josep y Antoni Mata Casanovas, representantes de la segunda generación de la familia Recaredo y vinculados a la elaboración de vino desde los años 60.  Recaredo Tribut · 20 años de crianza es un paso más –de tantos que se han dado desde 1924– hacia la definición de Recaredo.  Un homenaje al tiempo y al territorio pero, sobre todo, un tributo a las personas que aman su profesión y disfrutan desde la perspectiva de la experiencia, siempre desde la discreción y la humildad.

Recaredo Tribut a Josep y Antoni Mata Casanovas es un Brut Nature de edición limitada de 244 botellas que vive su “segunda plenitud” tras 244 meses de crianza y reposo en la enoteca familiar de Recaredo. “Todavía se desconocen los límites de crianza del cava. Tras degustar esta añada 1996, creímos que era momento de compartirla con todos aquellos que disfrutan de nuestros vinos blancos de guarda, que es el término que nos gusta utilizar para definir lo que hacemos en Recaredo”, explica Ton Mata, director y enólogo de la bodega.

Recaredo Tribut a Josep y Antoni Mata Casanovas está elaborado con xarel·lo (80%) y chardonnay (20%). Embotellado en 1998 y degollado en septiembre de 2018, Recaredo Tribut pertenece a la añada 1996, una cosecha que destaca por sus bajas temperaturas, con una media anual de 14,7ºC (la media histórica en la zona es de 15,5ºC), y una elevada pluviometría de 701 mm (la media histórica se sitúa en 526 mm).

Sobre Josep y Antoni Mata Casanovas

La trayectoria de Josep y Antoni Mata Casanovas es el reflejo de la pasión y vitalidad de dos profesionales consagrados a la elaboración de Cava durante más de sesenta años. Josep Mata –nacido en 1940– aprende el oficio de “degollador” de su padre, Josep Mata Capellades. A los 16 años se inicia en el aprendizaje del degüelle de botellas a mano, a temperatura fresca y natural de las cavas. Todo un arte, el de extraer el tapón de corcho de la crianza con una precisión casi quirúrgica. Por sus manos han pasado más de 60 añadas, que han sido degolladas con dedicación y paciencia, sin olvidar la importancia de los estudios enológicos como base para ampliar conocimientos y perfeccionar la técnica en la elaboración de cavas con estilo y sello propio.

A los 7 años, Antoni Mata –nacido en 1942– ya realizaba batonnages en las cavas familiares. El afán de mejorar y aprender le motivó a formarse en enología y viticultura en diferentes puntos de la geografía: desde Logroño, Vilafranca del Penedès, Madrid, València o Valdepeñas, aparte de los incontables viajes formativos por regiones vitivinícolas de alrededor del mundo. Siempre desde la discreción y la modestia, Antoni Mata Casanovas ha trabajado incansablemente al frente de la gestión, la creatividad, la representación y la enología de Recaredo.

Con la determinación de Antoni y Josep, la casa Recaredo –conocida familiarmente como Can Credo– se especializa en cavas de terroir  con la viña como elemento esencial hasta alcanzar un modelo de negocio basado en la elaboración y vinificación  a partir de viñas propias.

Dejar respuesta