OLYMPUS DIGITAL CAMERA

RPNews // 8 de agosto 2018. La vendimia de la uva amparada por la Denominación de Origen Montilla-Moriles de Córdoba se va a iniciar en la próxima madrugada, con algo de retraso respecto al año pasado, aunque con una previsión de aumento en la producción.

El Consejo Regulador de la DO Montilla-Moriles ha informado de que los trabajos comenzarán esta misma noche, en la que se empezarán a recolectar las primeras uvas de variedades blancas tempranas destinadas a la elaboración de vinos jóvenes sin crianza.

Desde la DO explican que las primeras parcelas cultivadas de variedades tempranas, concretamente Chardonnay, han llegado ya a su madurez industrial.

“Gracias a las lluvias registradas durante la primavera y, a la prácticamente ausencia de enfermedades y plagas, se espera una cosecha de muy buena calidad, con un aumento en la producción de un 30 % en relación a la anterior campaña, donde se llegaron a recoger unos 35 millones de kilos”, explican en el comunicado.

El Consejo Regulador ha deseado que esta vendimia que se inicia, una de las más tempranas del territorio Europeo, “llegue colmada de beneficios, con una producción de magnífica calidad para los agricultores y que pueda contribuir a elaborar vinos de calidad superior con los que poder competir en el mercado en las mejores condiciones y llegar a situar a Montilla-Moriles en el panorama vitivinícola mundial como merece”.

Por su parte, el presidente de la Sectorial de Viña de Asaja Córdoba, Juan Manuel Centella, ha explicado que este año comienza tres semanas más tarde en relación al año pasado, si bien ha detallado que “la de esta campaña es la fecha habitual, aunque tal vez con dos o tres días de retraso”.

Y es que, mientras el año pasado la vendimia comenzó el 19 de julio con “un anticipo desproporcionado” debido a las altas temperaturas que provocó una maduración dispar por zonas, “en esta campaña, el verano, con temperaturas frescas, ha ocasionado que se vuelva a las fechas habituales”, ha resaltado. EFEAGRO

Dejar respuesta